Inmigrantes haitianos aprenden español

Jueves a jueves y a un ritmo de 3 a 5 nuevos estudiantes se incrementa el número de participantes en las clases de español para haitianos que iniciamos en diciembre de 2016 en nuestra oficina central.   Desde entonces se ha formado una pequeña comunidad que ya bordea los 25 participantes. Esta es una instancia que va más allá de la enseñanza del idioma, un espacio que les ha permitido tener un grupo de apoyo, conformar sus propias redes y saber que no están solos.

La clase está a cargo de Aracely  Soto profesora voluntaria e Inés María Vega, y gracias al apoyo de privados ha logrado sustentarse.

La comunidad haitiana en Chile bordeaba los 47 mil en diciembre de 2016.  Según estimaciones manejadas por la propia embajada de Haití, al ritmo actual, hacia fin de año habrán ingresado al país alrededor de 40 mil haitianos más.

Romper la barrera del idioma es el primer paso para asegurar su incorporación al mundo laboral, su acceso a la educación y la salud.  Además de la Oficina Central, Madre Josefa tiene clases de español en las misiones La Serena y Talca.